¿A qué sabe la Luna?

Título original: Wie schmeckt der Mond?
Texto e ilustraciones: Michael Grejniec
Páginas: 36
Año: 1993

A La Cosa le ha entrado un poco de hambre y ha recordado tener en su estantería un cuento infantil ilustrado titulado “¿A qué sabe la Luna?”. Se trata de un libro fácil de encontrar, fácil de leer y fácil de… digerir. ¡Vamos a por él! ¡Ñam!

¿De qué va?

Los animales de la Selva ansían probar la Luna. ¿A qué sabrá? Como por separado no lo consiguen, intentarán alcanzarla juntos formando una torre animal.

¿Qué se aprende?

La Cosa ha encontrado dos moralejas en el cuento. La primera, y más obvia, es que trabajar en equipo, pata con pata, ayuda conseguir cualquier objetivo por el bien común.  La segunda, y un poco más subyacente, es que el esfuerzo y la perseverancia tienen su recompensa: no importa si eres un animal grandote o uno mucho chiquitito.

Lo que más nos ha gustado

  • La idea es bonita y realmente transmite de un modo muy natural las ventajas del esfuerzo común. No parece didáctico, pero lo és.
  • A La Cosa le ha encantado el carácter que se le ha impreso a La Luna.
  • El cuento tiene un segundo final muy divertido.
  • Las ilustraciones son totalmente artesanales. Algunas parece que vayas a poderlas tocar y notar la rugosidad del papel.
  • Tiene bastantes momentos de esos chiquititos y especiales. Algunas frases mágicas.
  • En nuestra edición (kalandraka, 2006), regalaban un póster para medir ‘cosas’ de hasta 1.50 metros. No es que nos dejemos impresionar por los regalos que traiga un libro (más bien nos hacen dudar de su calidad) pero en este caso está justificado al 100%. Toda una sorpresa.

Los peros

  • Para nuestro gusto personal, las texturas de los dibujos ‘emborronan’ demasiado las formas.
  • Como es un cuento ambientado en la noche, predomina el color negro. A nosotros nos encanta encontrar un libro que no esté lleno de ‘colorachos’ por doquier, pero habrán monstruos, personas y cosas que lo encontrarán algo oscuro.
  • Nos ha parecido un poco repetitivo. Está guay que los cuentos infantiles ilustrados repitan los conceptos una y otra vez, pero sólo si en cada ocasión se aporta algo. Esto no sucede exactamente así en “¿A qué sabe la Luna?”.
  • Nos da la sensación de que la traducción ha descafeinado un poco el encanto del cuento.
  • Las páginas de nuestra edición (kalandraka, 2006) son duras y buenas. Se nota. Pero al tener un formato bastante estrecho, el libro cuesta de mantener abierto si tienes las manos pequeñitas. Se puede forzar su apertura, pero a La Cosa le gusta conservarlo todo en buen estado.


¿A quién se lo regalarías?

Es un cuento bastante infantil. Y de colores tenues. A la gente chiquitita le gustará pero a los padres con gustos empalagosos quizá no les llame la atención.

Pipí caca

Título original: Caca boudin
Año: 2002 reeditado en 2012
Texto e ilustraciones: Stephanie Blake
Páginas: 40

¿Cómo? ¿Un cuento infantil ilustrado que luce grandiosas las palabras “Pipí” y “Caca” en su tapa? Sin duda, no hay nada más efectivo para llamar la atención de La Cosa que lee. Aquí tenéis su análisis de un cuento tan descarado como la vida misma.

¿De qué va?

Al pequeño conejito blanco se le ha antojado contestar a todas las preguntas que se le formulan con dos divertidas palabras: “Pipí Caca”. Cosa que le parecerá muy jocosa… hasta que se tope con el lobo.

¿Qué se aprende?

El cuento nos enseña que las respuestas ingeniosas y descaradas pueden meternos en líos si nos empeñamos en usarlas siempre y que ser educados y correctos con los demás conlleva un beneficio mútuo.



Lo que más nos ha gustado

  • A La Cosa le ha llamado mucho la atención su premisa original, llamativa, valiente y deshinibida.
  • Su lectura es muy desenfadada y sencilla.
  • En la página uno, la empatía con el personaje principal ya está más que consolidada.
  • El texto es muy grandote. Ideal para conejitos que empiezan a leer.
  • Aprovecha esas pequeñas ‘manías’ lingüísticas, que todos tenemos en nuestras más tiernas edades, y las convierte en una historia. Por lo que a La Cosa respecta, este cuento infantil está basado en hechos reales.
  • El diseño del personaje principal no tiene desperdicio. La Cosa cree que jamás ha visto un conejito con más cara de pillo que este.
  • El final es… ¡Brutal! En serio. Estuvimos riendo con él en voz alta durante un rato y cuando lo revisamos nos volvió a parecer gracioso.
  • No hay animales buenos ni malos. Eso mola.

Los peros

  • Su título es muy llamativo pero puede llevar a error: “Pipi caca” no enseña nada respecto a ‘necesidades biológicas’. Cuando La Cosa lo tuvo por primera vez en las manos, lo miró con pereza creyendo que sería uno de esos aburridos cuentos que enseñan animales haciendo caca. Afortunadamente no lo és.
  • Los dibujos son un poco básicos, aunque para esta historia es lo que toca. A nosotros nos gusta tal cual pero es cierto que le resta un poco de valor.
  • La tipografía elegida es grandota y se lee muy bien -tal y como hemos comentado en el apartado anterior- pero es demasiado rígida para acompañar un dibujo de trazos tan descuidados. No nos gusta.
  • Su trama central es un poco dispersa. Tiene unos giros un poco extraños. Aunque el inicio y el final lo compensan.

¿Sabías que…

  • … el conejito de este cuento ha protagonizado muchos más de la misma autora?
  • … en esos otros cuentos, el conejito se llama “Superconejo”?
  • … la afición de crear cuentos infantiles ilustrados de la autora nace en su temprana edad, cuando regalaba cuentos hechos a mano en los cumpleaños de sus amigos y hermanos?

¿A quién se lo regalaríamos?

La Cosa regalaría este cuento a cualquier conejito que tenga la fea costumbre de contestar cosas feas cuando se le pregunta algo.

La visita de Oso

Título original: A visitor for Bear
Año: 2008
Texto: Bonny Becker
Ilustración: Kady MacDonald Denton
Páginas: 56

“La visita de Oso” es una fábula añeja. Al sostenerlo y hojearlo se tiene la sensación de estar ante una obra clásica de la literatura infantil ilustrada… pero no: es de 2008. Conozcamos la opinión de La Cosa sobre este cuento destacado como Bestseller por el New York Times.

¿De qué va?

A Oso le irritan tanto las visitas que ha decidido colocar un cartel como advertencia en la puerta de su casa: NO se admiten visitantes. Un pequeño ratón, muy extrovertido, hará caso omiso y se empeñará en tomar un té con Oso.

¿Qué se aprende?

Se aprende a dar una oportunidad a los demás para que se acerquen a nosotros y, quizá, entablar una amistad.



Lo que más nos ha gustado

  • El mensaje es claro y los hechos se suceden con total naturalidad. La moraleja se diluye por completo y se asimila sin más.
  • El texto y los dibujos tienen una gran presencia clásica, como ya hemos comentado al principio. Ambos aspectos son exquisitos.
  • La Cosa opina que este libro debería venderse con las hojas ‘gastadas’. ¡Molaría todavía más!
  • La maquetación del texto es muy buena. Superior a la media. Las tipografías tienen un tamaño ideal y una disposición impecable. Es algo que La Cosa aprecia mucho y que muy pocas veces tiene lugar.
  • Tiene una estructura de slapstick que nos recuerda un poco a pelis como las de Buster Keaton.
  • Como cuento infantil ilustrado es largo. Pero a La Cosa le gusta que sea así.

Los peros

  • Cuando La Cosa dice que es un cuento MUY clásico, es que lo és: Tiene un ritmo muy pausado que puede aburrir a algunos lectores.
  • La moraleja es muy buena y sutil, pero se intuye desde la primera página qué es lo que va a suceder.
  • Es un cuento para saberlo contar: Hay que darle “vidilla” para que sea divertido.

¿A quién se lo regalarías?

A cualquiera. Sin duda, es un libro ideal para regalar.

No dejes que la paloma conduzca el autobús

Don't let the Pigeon Drive The Bus

Título original: Don’t let the pigeon drive the bus!
Texto e ilustraciones: Mo Willems
Año: 2003
Páginas: 18

“No dejes que la paloma conduzca el autobús” es un cuento infantil ilustrado que sólo está editado en inglés1, pero eso no le impidió llevarse varios premios y ser elegido cuento del año por muchas publicaciones. La Cosa por fin ha podido leerlo, ¿y sabes cuál es su opinión? ¡Le ha parecido increíblemente genial! Sigue leyendo y te explicamos porqué:

¿De qué va?

El conductor del autobús nos ha pedido personalmente que cuidemos su vehículo durante un rato. Por encima de todo, no debemos dejar que La Paloma lo conduzca. Pero esta, utilizará todas sus habilidades persuasivas para conseguir convencernos de que la dejemos ponerse al volante.

¿Qué se aprende?

Sin que nos demos cuenta, “No dejes que la paloma conduzca el autobús” nos obliga a ponernos en la piel de un adulto que debe negar algo a alguien menor que él. Y como tal, deberemos enfrentarnos a caritas de ‘niño bueno’, chantajes emocionales y desesperadas rabietas.

Lo que más nos ha gustado

  • El cuento puede usarse como juego: Cada vez que La Paloma nos pide conducir el autobús, deberemos contestar un rotundo NO.
  • El personaje de La Paloma -sobre el que recae el 100% de la historia- se sale de las hojas del papel. Los ‘cuatro trazos’ que la dibujan y sus chispeantes diálogos son algo nuevo. Nuevo de verdad.
  • Es 100% eficaz transmitiendo su mensaje. Directo al objetivo sin titubear.
  • A La Cosa le ha parecido que, en general, está perfecto. Hasta los textos de la contraportada son divertidos.

Los peros

  • No hay versión en castellano. Una lástima.

¿A quién se lo regalaríamos?

A cualquiera que deba aprender que hacer pataletas no es la solución para conseguir cualquier capricho. Y también, a cualquiera que sienta cariño por los cuentos ilustrados (muy) infantiles… da igual esa tontería de la edad.

¿Sabías qué…

  • … hay otros libros que continúan la historia de La Paloma? En la página del autor están todos.
  • … tiene una aplicación para iPad que se titula “No dejes que la paloma ejecute esta App”? Dicen que no es muy buena, pero el título es brutal :)
  • … en 2004 se hizo con el Caldecott Honor Book? Es un premio legendario que se otorga desde 1937.

1 Sí, a todos nos ha sorprendido que La Cosa sepa leer libros en inglés. Pero lo hace.

Don Clemente, un trabajo diferente

Don Clemente un trabajo diferente

Título original: Don Clemente, un trabajo diferente.
Texto e ilustraciones: Sr. Sánchez
Páginas: 28
Año: 2012

Hoy puede decirse que La Cosa nos trae una primicia mundial: Don Clemente, un trabajo diferente. Un cuento que ha sido autoeditado muy recientemente por su autor, el Sr. Sánchez. La palabreja ‘autoeditado’ significa que su propio autor se encarga de imprimirlo y distribuirlo sin editoriales intermediarias. ¡Todo un reto! La Cosa va a ponerse unas gafas de pasta chulísimas (que se ha comprado en un mercadillo) para analizar a fondo su primer título independiente.

¿De qué va?

Don Clemente tiene un trabajo muy especial, muy diferente y que hace feliz a toda la gente. ¿Cuál será? La Cosa no hace spoilers, así que tendréis que leer el libro para averiguarlo.

¿Qué se aprende?

Don Clemente, un trabajo diferente, nos enseña la importancia del saludo: una herramienta excelente para desarrollar afinidad entre vecinos, amigos y familiares. Y nos lo enseña demostrando gráficamente la alegría que recibe tanto el que saluda, como el que és saludado.

Lo que más nos ha gustado

  • Es un cuento muy refrescante. Sus ilustraciones y su ritmo transmiten la sensación de empezar el día con alegría. No exageramos,es cierto.
  • No hemos tenido la ocasión de disfrutar de la edición impresa, pero os aseguramos que su acabado en cuanto a maquetación y calidad no tiene nada que envidiar a ningún título comercial.
  • Las ilustraciones son estupendas y muy coloridas.
  • Los peces del pescadero: A La Cosa le han encantado.
  • Su mensaje es básico pero original.

Los peros…

  • El estilo de las ilustraciones no sobresale por su originalidad, pero eso no implica que no sean excelentes. Lo son.
  • La integración del texto con las ilustraciones podría haberse cuidado un poco más. Esto es algo que vemos en muchos cuentos, no sólo en este, y quizá tenga alguna razón de ser pero… La Cosa la desconoce.
  • El texto tiene buenas rimas, pero algunas están algo forzadas.
  • A nosotros nos encantan los cuentos que tan sólo intentan hacerte sentir bien. Cuentos en los que el mensaje es secundario. Pero quizá haya otro tipo de lectores que busquen un texto con más notoriedad o trasfondo. Bah! Pero son lectores de esos que no saben divertirse… :)

¿A quién se lo regalaríamos?

No sabemos exactamente porqué, pero nos da la sensación de que Don Clemente, un trabajo diferente, puede convertirse en el libro preferido de muchos niños de preescolar. Por su colorido y su sencillez. Además, se puede jugar con él saludando a todo el mundo junto a Don Clemente. Así le quitamos un poco de trabajo.

¿Sabías que…

  • … puedes leer el libro completo en su web oficial? Haz click aquí.
  • … a pesar de ser un libro de modesta promoción se han vendido copias en varios países?
  • … su autor tiene un blog de lo más divertido!? Haz click aquí.

Morris regálame un amigo

Título original: Morris, regálame un amigo
Texto: Gabriela Keselman
Ilustraciones: Maximiliano Lichini
Páginas: 56
Año: 2010

La Cosa encontró este cuento en el cajón de ofertas de un gran hipermercado. El libro, era barato y chiquitito, de tapa blanda y de temática algo manida: La amistad. Pero un enorme cartel que gritaba la palabra “OFERTA” hizo sucumbir a La Cosa ante los encantos del consumismo. ¿Se arrepentirá de haber hecho la compra? Os adelantamos que en absoluto.

¿De qué va?

Morris es un pequeño mapache que siempre está ahí cuando se le necesita. Por eso tiene muchos amigos y es muy popular. En cambio, el zorrillo Zorris no tiene ninguno porque es un poco pillo. En un arrebato de tristeza, Zorris le pide a Morris que le regale un amigo. Morris, a regañadientes acepta pero… ¿Cuál de todos sus amigos querrá ser regalado?

¿Qué se aprende?

A grandes rasgos, se aprende que los amigos no se pueden comprar ni regalar. Hay que ganarlos por méritos propios y cuidarlos. Además, el cuento nos muestra a animales con distintos caracteres, distintos niveles de habilidad social y de diferentes especies llevándose bien entre sí.

Lo que más nos ha gustado

  • El texto está plagado de frases especiales y muy divertidas. Redactadas con simplicidad y sumo buen gusto.
  • Al final trae una “Receta para ser amigo de Morris” que es un resumen estupendo de lo que es un amigo de verdad. Muy, muy, muy acertada.
  • El libro tiene 56 páginas y bastante texto, pero muy bien compaginado con las ilustraciones.
  • Los personajes son muy bonitos y Morris te cae bien desde la primera página.

Los peros

  • En general, no se puede decir que sea un cuento demasiado original. Ni por su argumento ni por las ilustraciones. Pero tampoco lo pretende. Es sencillamente una historia divertida que podría ser perfectamente un episodio de una serie de dibujos animados.
  • La edición que tiene La Cosa, es de tapas blandas y de difícil ‘manejo’. Es de esos libros que ‘se te cierran solos’. Lo cual es un fallo para que lo lea un niño. Eso sí… costó muy poco dinero, no se puede pedir peras al olmo.

¿A quién se lo regalaríamos?

A personas y cosas que quieran atreverse con textos más largos… ¡Pero que estén acompañados de muchos dibujitos!

Fonchito y la Luna

Título original: Fonchito y la Luna
Texto: Mario Vargas Llosa
Ilustraciones: Marta Chicote Juiz
Páginas: 40
Año: 2010

Hoy, La Cosa ha vuelto a leer un precioso cuento que, como todos los demás, cayó en sus diminutas manos adultas por pura casualidad. Se trata de “Fonchito y la Luna”: con ilustraciones de Marta Chicote Juiz y texto del gran Mario Vargas Llosa. ¿Será este uno de los libros favoritos de La Cosa?

¿De qué va?

Fonchito está enamorado de Nereida, que es la niña más bonita de la clase. Se muere de ganas por darle un beso en la mejilla, pero esta no dejará que lo haga a no ser que Fonchito consiga bajar la Luna para ella.

¿Qué se aprende?

Historia de amor aparte, Fonchito y la Luna nos enseña que con una buena dosis de imaginación y empeño se puede conseguir cualquier cosa. Incluso poner la Luna a los pies de la persona que amas.

Lo que más nos ha gustado

  • La redacción del texto es impecable. Aunque algunas frases están algo enrevesadas para la comprensión de los más pequeños.
  • Las ilustraciones de Marta Chicote Juiz son de trazo claro, con texturas nítidas y volúmenes sutiles. Muy artísticas. Dan ganas de enmarcarlas.
  • Es una historia clásica, íntima y atemporal que toca con los pies en el suelo. No hace uso de elementos fantásticos ni se sirve de exageraciones. Su pureza le otorga sencillez y eso nos gusta.


Los peros

  • Las calidad de las ilustraciones no tiene pero ninguno. No obstante, que los personajes no aparezcan en muchas páginas y que cuando aparecen lo hagan de espaldas o con un semblante ciertamente inexpresivo, enfría un poco la capacidad de empatía. Esto quizás sucede porque todo el peso argumental recae en los sentimientos de Fonchito y la ilustradora ha intentado expresarlos usando su entorno en lugar de saturarnos con dibujos de Fonchito por doquier. La intención es buena en cualquier caso y vale la pena darle una oportunidad.
  • La historia tiene intención de ser original, pero en ese aspecto se queda algo corta. El final, de hecho, lo hemos visto en otras ocasiones… Aunque estamos convencidos de que fascinará a un público infantil menos curtido. De todos modos,  este no es un cuento para sencillamente para pasar un buen rato: Es un cuento para LEERLO.
  • Esto no es culpa del cuento y no tiene importancia ninguna… Pero nuestra edición lleva una engañosa pegatina enorme en la portada que reza “Premio Nobel de Literatura 2010”. Tal y como está, y para ojos poco iniciados, se da a entender sin duda que es el cuento el que ha sido premiado… Cosa que obviamente no es cierta.

Yo mataré monstruos por ti

Texto: Santi Balmes
Ilustraciones: Lyona
Año: 2011
Páginas: 32

Cuando La Cosa va a la librería compra sólo un cuento, que si no luego ya no le da la paga para chucherías… Tenía un libro en cada mano. Se quedó con este porque el título la atrapó. Así somos los humanos y las cosas. Hoy analizamos un cuento más actual que los dos anteriores. ¡Ya era hora!

¿De qué va?

Martina está convencida de que bajo nuestro mundo existe un mundo ‘cabeza abajo’ habitado por monstruos que saltan para hundir nuestro suelo y asustarnos. Este pensamiento no la deja dormir tranquilamente por las noches pese a la protección de su padre. Lo tendrá que superar ella sola.

¿Qué se aprende?

Curiosamente no se aprende que los monstruos no existen. Con Yo mataré Monstruos por ti aprendemos que nuestros miedos están reflejados en los de los demás. Y dos ‘criaturas’ distintas que se tienen miedo entre sí, al comprenderlo, pueden forjar una amistad como remedio para superarlo.

 ¿Qué nos ha gustado?

  • Preferimos desvelarlo porque es una gran sorpresa pero en el libro hay un recurso estético que vuelve el libro un poco ‘interactivo’. Esto nos ha parecido muy innovador. Cuando lo leáis lo entenderéis.
  • El personaje de Martina es estéticamente único y muy simple. Nos parece un gran logro.
  • El texto tiene muchas frases especiales y bonitas y está escrito a mano; cosa que le otorga gran calidez.
  • Es una tontería… pero el texto de la contraportada está genial. Vende el libro realmente bien. Y el tamaño del este, es ideal.

Los peros…

  •  A La Cosa le ha parecido que hay mucho texto descriptivo que no hace avanzar la historia y que por tanto, se podría haber resumido o solucionado de otro modo. Difumina la esencia del libro. Quizá es porque estamos acostumbrados a que el texto de los cuentos infantiles ilustrados sea ‘el mínimo’, cosa que debe de ser todo un reto para los escritores.
  • El diseño de Martina es muy chulo, pero el de los monstruos es algo más ‘normal’. Pero esto es una opinión personal de La Cosa. No le quita para nada valor a la obra, no todo puede ser 100% innovador…

 ¿Sabías que…

  • …Santi Balmes, el autor del texto, es el cantante y compositor del grupo Love of Lesbian?
  • … y Lyona al parecer ha dirigido también varios video clips para la banda?
  • … hay un dossier de prensa disponible en la editorial con varias otras curiosidades?

Splat el Gato

Título original: Splat the Cat
Autor e ilustrador: Rob Scotton
Año: 2008
Páginas: 32

Escondido en la librería del barrio encontramos un cuento del que habíamos oído hablar mucho. Tanto de él como de su autor: Rob Scotton, que también escribió e ilustró “Russel el Borrego”. El libro ya tiene su tiempo, pero se ha convertido en un “instant classic” de la literatura infantil. Veamos que opina La Cosa sobre él.

 ¿De qué va?

Splat es un gatito que debe afrontar su primer día de clase. Está muy nervioso y asustado y por ello inventa mil y una excusas que resultan inútiles ante su madre. Splat hace de tripas corazón y, llevando escondido en la fiambrera a su amigo-ratón Seymour, se lanza a la aventura de asistir al nuevo colegio.

 ¿Qué se aprende?

Splat el Gato analiza el terror antes las situaciones sociales nuevas y los cambios. Nos tranquiliza diciéndonos que todos somos iguales, que todos podemos aprender y que todos podemos enseñar. En definitiva, muestra de un modo eficaz que la socialización nos enriquece.

 Lo que más nos ha gustado

  • La Cosa no lo puede negar: Las ilustraciones son de lo mejor del libro: tienen vida propia. Los personajes son entrañables sin ser dulzones, y los fondos están cuidados al máximo.
  • Todo lo que acompaña a Splat conforma un pequeño universo del que, no cuesta percatarse, pueden salir muchas otras historias. De hecho, hay varios libros sobre él.
  • Está plagado de detalles. Una vez leído el texto, La Cosa se recrea largo rato buscando curiosidades en la ilustración que lo acompaña.
  • La “moraleja” pasa totalmente desapercibida y se absorbe de un modo natural.

 Los peros

  •  Aunque las ilustraciones están perfectas, en ocasiones hay textos por encima de ellas que las estropean un poco y que restan legibilidad al propio párrafo. Se debería haber buscado un modo más acertado de colocarlas.
  • Algunas páginas tienen varios bloques de ilustraciones y a La Cosa le ha dado un poco sensación de ‘abarrotamiento’ visual.
  • A la historia le falta un pelín de originalidad y al texto le falta un poco de brío, pero esto último debe de ser culpa de la traducción, puesto que si nos imaginamos el texto original en inglés parece más divertido. Por ejemplo, hay un momento en que la madre de Splat exclama: “¡Perrr-fecto!”. Esto, en inglés, seguramente se escribió “Purrr-fect”, y teniendo en cuenta que la onomatopeya para describir el ronroneo de los gatos es “Purrrrr”, la palabra se convierte en un chiste precioso que en la traducción se esfuma.

 ¿Sabías que…

  •  …hay de todo sobre Splat the Cat: Más libros, aplicaciones, juegos, peluches…?
  • … el autor tiene una página web sobre Splat bastante completa (aunque no hay información biográfica): http://www.robscotton.com/?
  • …no hemos encontrado información del autor en casi ningún sitio pese a ser muy muy famoso? Si alguien sabe algo… ¡que lo comparta!

Donde viven los monstruos

Donde viven los monstruos - Portada

Título original: Where the wild things are
Autor e ilustrador: Maurice Sendak
Año: 1963

La Cosa ha decidido empezar su andadura bloguera con el clásico entre clásicos de la literatura ilustrada moderna infantil: Donde Viven Los Monstruos. Seguro que, si estáis aquí, ya conocéis o habéis oído hablar de esta maravillosa y pequeña obra de arte, pero La Cosa cree que le va a dar suerte. Así que… ahí va:

Donde viven los monstruos - Monstruos

¿De qué va?

Un niño llamado Max (enfundado en un pijama-disfraz de Lobo) escapa al lugar donde viven los Monstruos al sentirse incomprendido por su madre. Una vez allí, será nombrado Rey de los Monstruos tras demostrar sus grandes dotes de monstruo.

¿Qué se aprende?

Donde viven los Monstruos se cementa sobre una gran base: El mejor sitio en el que alguien puede estar es en el hogar. Pero escondidas entre sus frases y en sus dibujos podemos encontrar muchas otras pequeñas enseñanzas o reflexiones, como por ejemplo: que ser cabezota sólo perjudica a uno mismo; o que tomar decisiones a veces puede no ser tan sencillo.

Lo que más nos ha gustado

  • El texto es impecablemente sencillo y minimalista.
  • Las ilustraciones tienen un estilo atemporal y artesanal.
  • Los diseños de los personajes son únicos y entrañables.
  • No pasan los años para él y todo el mundo (adultos incluidos) pueden realmente disfrutarlo y ahondar en sus matices.

Los peros

  • Donde viven los Monstruos no es una historia ñoña. No debemos olvidar que el protagonista abandona su hogar por diferencias con su madre para llegar a un lugar imaginario en el que él y sólo él asume el mando de todo cuanto le rodea.
  • Es un libro infantil, pero una única lectura no será suficiente para sacarle todo el jugo. Leerlo una vez y dejarlo apartado en una estantería debería ser delito.
  • Si no se enfoca correctamente la lectura, al final, Max, tras haber hecho travesuras, parece ser recompensado cuando en realidad lo que ocurre es que aprende una valiosa lección.

¿Sabías qué…

  • … hay una película de este libro dirigida por Spike Jonze? A La Cosa le encanta, pero hay mucha gente que la odia. Lo mejor para salir de dudas es verla.
  • … Maurice Sendak dijo que su prioridad jamás fue escribir sus libros para hacer felices a los niños?
  • … hay un blog chulísimo donde muchos ilustradores famosos homenajearon esta obra? http://www.terribleyelloweyes.com/

Donde viven los monstruos - Max

Esto ha sido todo. La Cosa recomienda leer este libro al igual que recomienda mantener la respiración bajo el agua.